Bio

fotobio2

Francisco Tapia Salinas, conocido como Francisco Papas Fritas (8 de noviembre de 1983, San Miguel, Santiago de Chile) es un artista visual y activista chileno. Reconocido nacional e internacionalmente por un estilo artístico de profundo sentido político radical, denominado arte operacional, es decir, como arte puesto al servicio de la crítica al orden social establecido.

Su trabajo de orden multidisciplinario se caracteriza por un alto contenido político y mediático, desde el cual busca intervenir y modificar la realidad proclamando la desobediencia civil. Es autor de diversas obras polémicas donde ha puesto en el centro de la crítica ámbitos relativos a la cultura, la política institucional y judicial tanto chilena como internacional.

Entre ellas, destaca la obra Ad Augusta Per Angusta que le otorgó visibilidad a nivel internacional.

En sus obras busca principalmente interpelar la realidad político institucional y judicial. Lo que define su estilo como arte operacional, es decir, como un arte puesto al servicio de la crítica al orden establecido.

Sus creaciones de orden multidisciplinario, según sus propias palabras, nacen para  intervenir y modifica la realidad, sobre todo  en ámbitos de política institucional y judicial, que lo define como arte operacional.  Es el  autor de diversas obras polémicas.

Francisco Papas  Fritas (Francisco Tapia Salinas) nació en Santiago de Chile el 18 de noviembre de 1983. Vivió su infancia en la población San Miguel en la región Metropolitana. Desde su niñez se caracterizó por un poseer una conciencia crítica sobre su entorno, que lo llevó tempranamente a descubrir en el arte un camino de expresión. Este espíritu crítico lo llevó a la edad de 16 años a abandonar los estudios formales para comenzar un proceso autoformación como artista visual. En este proceso fue considerado como insumiso a la patria tras rechazar cumplir con el servicio militar obligatorio.

Con sus primeras obras concentró la atención de los medios. Debido, tanto al estilo ácido, crítico y polémico presentado en cada una de ellas, donde abordaba temáticas que abarcaban desde la crítica al sistema político, judicial y el ambiente cultural. Como además, a lo inusual que resultaba para la escena artística nacional la existencia de un artista autoformado con estas aptitudes. Por esa razón, ya a los 27 años había sido invitado a participar en exposiciones internacionales en China, Costa Rica e Italia.
El año 2010 se encontraba realizando un proyecto de denuncia frente a las condiciones de  hacinamiento y violencia en la cárcel de San Miguel en Santiago, prisión ubicada a escasas cuadras de su domicilio. Durante dicho proceso, el 8 de diciembre del 2010 ocurrió el incendio en la cárcel de San Miguel, donde perdieron la vida 81 privados de libertad, sin recibir ayuda de gendarmería. Este hecho motivó al artista a realizar un giro en sus obras, desde la formalidad de la instalación, vídeo, performance y escultura hacia otras formas de activismo. 

De esa manera, junto a César Pizarro, familiar de uno de los internos víctima del siniestro, comenzó a experimentar un campo de pruebas artísticas y de movilización política, que como resultado derivaron en la creación de la ONG 81 Razones: organización formada en conjunto a familiares de las víctimas del siniestro. 

A través de esta organización no gubernamental, César Pizarro junto a Francisco Papas Fritas comenzaron una campaña sistemática de denuncia y justicia frente a las condiciones carcelarias que gatillaron los acontecimientos del 8 de Diciembre, como también de denuncia frente a todos quienes resultaran culpables por este hecho.

Así, con el apoyo de los familiares de las víctimas, estas acciones llevaron, durante el transcurso de 3 años, a transformarse en gestores de una batalla contra la crisis carcelaria en Chile, que llevó al artista a enfrentarse a altos mandos de Gendarmería y diversas autoridades del Estado Chileno. Debido, tanto a la visibilización del abuso de poder por parte de Gendarmería de Chile, como a la denuncia frente a las pésimas condiciones humanitarias en que habitan los presos en Chile. Como también, a la denuncia frente a la falta de legislación en materias de re inserción social para internos. 

 

Así, Francisco Papas Fritas comenzó a tejer formas de expresión artístico-políticas entre el activismo, la denuncia y modificación de problemáticas sociales, y la visibilización por parte de sus  proyectos. A partir de ello realizó  las obras Deber(2012) y Diálogos de emancipación (2012). 

En el transcurso de estos trabajos, un par de alumnos de la Universidad del Mar solicitó al artista realizar una performance para visibilizar las irregularidades económicas y de acreditación de esta institución. Así, en marzo del 2013, Francisco Papas Fritas permaneció cerca de un mes en la toma de la casa central de la Universidad del Mar, ubicada en Reñaca, Región de Valparaíso Chile, con el objetivo de conocer a fondo las problemáticas de los estudiantes con el fin de realizar un proyecto artístico.

El resultado de este proceso culminó con la planificación de una acción colectiva de liberación de la deuda, mediante la quema de los pagarés que contenían las deudas de los estudiantes la que se realizó un mes después, donde Francisco Papas Fritas, en acuerdo con los estudiantes de esta casa de estudios, se adjudicaría la responsabilidad en caso de acciones judiciales o problemas de difusión para hacer efectiva la nulidad de deuda por parte de los estudiantes.

Durante el mes de Marzo, junto a un equipo de profesionales se llevó a cabo un proyecto artístico colectivo bajo el nombreAgusta Per Angusta, inaugurado el 12 de Mayo en el Centro Cultural Gabriela Mistral en Santiago de Chile. En primera instancia, consistió en un proyecto de auto denuncia de Francisco Papas Fritas ante la justicia chilena, donde el artista asumió la responsabilidad por la quema de los pagarés con la deuda de los estudiantes por una suma cercana a los 500 millones de dólares, con el objetivo de protegerlos de los tribunales. Luego los estudiantes admitirían su autoría en la quema de los pagarés.   

En segunda instancia, un colectivo anónimo de profesionales, que trabajó junto al artista, se encargó de viralizar en redes sociales un vídeo de denuncia, liberado de forma simultánea a la inauguración de la instalación artística en el Centro Cultural donde se exhibían las cenizas de los pagarés.

Desclasificación Popular es uno de los proyectos más ambiciosos conocido hasta la fecha del artista. Este proyecto comenzó el año 2014 con la inquietud de Francisco Papas Fritas frente al secreto de 50 años sobre los archivos de la Comisión Nacional de Prisión Política y Tortura durante la Dictadura cívico-militar en Chile, conocida como Valech I.

En ese contexto, el artista solicitó al periodista Víctor Herrero investigar sobre dicha comisión creada durante el gobierno de Ricardo Lagos Escobar, en particular, bajo la ley 19.992 sobre reparación a las víctimas donde queda estipulado el secreto de 50 años frente a la publicación de los archivos y trabajo de dicha comisión. 

Durante el proceso de investigación se suma al equipo la cientista política Javiera Campos con quién realizaron una re interpretación del artículo 15 de dicha ley, bajo el amparo de acceso a la información por los testimoniantes frente a esta Comisión. Con estos antecedentes Francisco Papas Fritas comenzó a edificar un proyecto de desclasificación de los archivos secretos.

La primera etapa de este proyecto consistió en construir un sistema de desclasificación, que fue lanzado en septiembre del 2014 junto a un sitio web en el Centro Cultural Matucana 100. La segunda etapa, iniciada a partir del año 2015, ha consistido en la difusión y sistematización del proyecto por parte de un equipo multidisciplinario, encargado de la generación de accesos a ex presos y ex presas políticas a la solicitud de sus archivos, mediante recursos de protección contra el Instituto de Derechos Humanos, custodio legal de los archivos.

Bajo este mecanismo se han logrado desclasificar las primeras carpetas, poniendo en entredicho el secreto e impunidad que pesa sobre dicha Comisión. Estos archivos serán dados a conocer por primera vez en la exposición 2054, y de forma simultánea en el sitio web. Dando con ello inicio a la tercera etapa que consiste en la triangulación de la información, tanto para la apertura de causas judiciales como para distintos tipos de investigación que contribuyan tanto a la verdad, la justicia como a la memoria histórica.